Distribución

Publicador de contenidos

Una red de distribución de 192 Km

Redes de distribución
 

La sectorización del sistema de redes de agua potable, permite elevar los principales indicadores de calidad del servicio y eliminar los factores exógenos que afectan a la micro-medición. Evitar las pérdidas de agua en las redes significa un ahorro importante de agua, de recursos humanos y materiales.

En Aguas de Torremolinos se controlan desde el centro de control los caudales mínimos nocturnos que se registran en un total de 18 sectores, en los que se encuentra dividida nuestra red de distribución, con un proyecto que arranco en el año 2013, con la instalación de las primeras válvulas reguladoras de presión, que minimizaron las posibles pérdidas en nuestra red, y posteriormente la ejecución de la micro sectorización, que nos ha llevado a situar el rendimiento hidráulico de la red por encima del 80% y a reducir las pérdidas absolutas en la misma en más de 600.000 m³.

Aguas de Torremolinos asume, entre sus objetivos de desarrollo sostenible, la sensibilización a la ciudadanía en el uso sostenible de los recursos y el consumo responsable.

Se mantiene un plan de búsqueda activa de fugas en la red de abastecimiento en todo el municipio, con la finalidad y único objetivo de reducir las pérdidas hidráulicas.

Para ello, estamos realizando una búsqueda de todo tipo de pérdidas físicas y anomalías en la red de abastecimiento para minimización del Agua No Registrada (ANR): fugas e incidencias en instalaciones sin contrato activo principalmente, entre otras medidas que ayudan a racionalizar el consumo de agua.

  • Métodos para reducir pérdidas en la red

    Aguas de Torremolinos vela por el buen uso del recurso. Por ello, efectúa diversas actuaciones encaminadas a controlar las pérdidas de agua en la red o un uso fraudulento dela misma. ¿Qué actuaciones se realizan?

    • Seguimiento del caudal mínimo nocturno: es el uso más inmediato de la sectorización ya que cualquier variación de este caudal puede ser indicativo de fuga o de mal funcionamiento de la red. El método consiste en revisar diariamente las curvas de caudal de todos los sectores para comparar el valor mínimo del día con el obtenido en los días anteriores. Este seguimiento nos permite generar distintos tipos de alarmas de explotación para cada uno de los sectores de la red.
    • Regulación de presión: el caudal de fuga es directamente proporcional a la presión de la red, por lo tanto, reducir la presión de forma local cuando sea posible, es decir cuando la demanda es mínima, conlleva una reducción del volumen de pérdidas de fugas latentes en nuestra red. La sectorización nos permite realizar esta regulación de la presión de forma local, limitada únicamente a la red del sector y puesto que conocemos la curva de demanda diaria de cada sector podemos elegir el momento idóneo para realizar la regulación (regulación día – noche, festivos, fines de semana...).
    • Búsqueda continua de fugas: podemos distinguir dos tipos de fugas fundamentalmente en la red; fugas latentes (son aquellas que no tienen manifestación externa) y fugas súbitas (son aquellas que si tienen una manifestación externa).
    • Búsqueda de fraudes y de consumos atípicos: con respecto a los fraudes es necesario realizar campañas que consistan en revisar abonado por abonado su situación con respecto a la empresa suministradora. Una vez realizada la revisión, se llevan a cabo, en los casos necesarios, y en coordinación con los departamentos afectados, aquellas acciones técnicas administrativas y/o legales necesarias para normalizar la situación de los posibles consumos fraudulentos.
      Una campaña de fraudes eficaz permite a la empresa suministradora efectuar un registro del agua consumida, un ingreso por dicho volumen, además de concienciar a los clientes en el uso responsable del agua.
    • Análisis de datos: tiene por finalidad calcular indicadores que nos permitan caracterizar cada uno de los sectores a fin de establecer prioridades en la planificación de acciones de mejora, ya sean prospecciones de fugas o bien inversiones en la red, acometidas o contadores de los abonados.

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos